como solucionar la diastasis abdominal

Diástasis abdominal: Cómo solucionarla

Embarazo, pérdida de peso y abdominoplastia

Mantener el abdomen plano, sin exceso de grasa, sin abombamiento y sin exceso de piel, da sensación de un cuerpo sano, estilizado y estético

Una de las zonas corporales de mayor importancia estética del cuerpo es la zona abdominal, al formar parte fundamental de la línea de contorno corporal.

Tras un embarazo o tras una pérdida grande de peso, el abdomen puede quedar con un exceso de piel (principalmente en la zona inferior del ombligo), con la presencia de estrías (al romper la piel al contener mayor volumen) y con un abombamiento poco estético.

El abombamiento, dilatación o distensión del abdomen es debido a la diástasis o separación de la musculatura abdominal (rectos abdominales).

 

¿Qué es la diástasis abdominal?

Durante el embarazo, por el desarrollo del feto y al engordar, por un aumento de volumen abdominal , se produce la distensión de la musculatura y de la piel de la región abdominal.

En ocasiones esos cambios pueden volver a la normalidad tras el embarazo o perdida de peso, pero lo más frecuente es que queden secuelas.

La diástasis abdominal o separación de los rectos del abdomen provoca un aumento del diámetro abdominal, dando sensación de distensión o abombamiento del mismo.

Se produce al ceder la línea media que une ambos músculos rectos anteriores del abdomen. Determinando el desplazamiento del abdomen e incluso del panículo adiposo hacia los flancos.

 

¿Cómo se diagnostica la diástasis abdominal?

  • Exploración: a la palpación se evidencia la separación de la musculatura durante la contracción de la misma. Puede evidenciarse la presencia de hernias y/o de eventración o protusión de la línea central del abdomen.
  • Ecografía: cuantifica los milímetros de separación entre los músculos, la presencia de hernias o eventraciones.
  • TAC: nos da información detallada de la diástasis de rectos y patologías asociadas.

 

Principales problemas asociados a la diástasis abdominal

  • Exceso de piel: durante el embarazo o al engordar, la piel abdominal sufre un estiramiento. Tras el parto esa piel puede no volver a su posición normal, debido a que ha cedido.
    Esto se traduce en un exceso de piel, principalmente en la zona inferior (bajo el ombligo), dando lugar al poco deseado faldón abdominal, que rompe la estética del abdomen.
  • Estrías: por el mismo estiramiento que ya hemos comentado, la piel puede no soportar tanta tensión, produciéndose la rotura de la misma, dando lugar a la aparición de las estrías. Pueden aparecer en toda la superficie del abdomen, pero es más frecuente en la zona bajo el ombligo y alrededor de este.
  • Hernias: debido al aumento de volumen dentro del abdomen y de la propia pared del abdomen, es frecuente la aparición de hernias (salida de contenido abdominal a través de la pared muscular).
    Normalmente suelen ser umbilicales o periumbilicales , ya que es la zona más débil de la pared abdominal.
    Previa a la cirugía es importante realizar una ecografía para descartar la presencia de hernias, y poder programar su reparación a la vez que se realiza la Abdominoplastia.
  • Lipodistrofia abdominal: al producirse la separación de la musculatura, se produce un desplazamiento de la grasa abdominal hacia los flancos. Quedando la parte central del abdomen con piel mas fina y arrugada, y los flancos con mayor relleno graso.

antes y despues cirugia diastasis-abdominalCirugía de la diástasis abdominal

Consiste en la reparación de la separación de la musculatura de los Rectos Abdominales en su linea media:

  • Plicatura de rectos abdominales: mediante diferentes suturas simples y/o continuas de la línea media, se re coloca la musculatura en su línea media, solucionando el abombamiento o distensión abdominal.
  • Malla abdominal: en los casos más severos es necesaria la colocación de una malla en la pared abdominal que refuerce y soporte mayores tensiones para evitar que la diástasis vuelva a aparecer dada la debilidad de la pared abdominal.
    Para la colocación de mallas abdominales suele colaborar un especialista en Cirugía Digestiva para asegurar el mejor resultado en la corrección de la diástasis.
  • Corrección de hernias: en el mismo tiempo quirúrgico se soluciona la presencia de hernias, principalmente umbilicales, mediante la sutura simple de la fascia (si son pequeñas) o el uso de mallas (en el caso de ser más grandes).

 

Diástasis abdominal y abdominoplastia

La cirugía de diástasis abdominal suele asociarse a una abdominoplastia, para en la misma cirugía eliminar el exceso de piel que suele aparecer alrededor y bajo el ombligo, así como eliminar la piel estriada, dando una mayor sensación de vientre plano y tenso.

La cirugía de diástasis abdominal asociada con la abdominoplastia (en el mismo tiempo quirúrgico), permite corregir la distensión o abombamiento abdominal, así como el exceso de piel, grasa y estrías producida por el embarazo o aumento de peso.

 

Postoperatorio de diástasis abdominal

En cirugía plástica realizaremos la cirugía de diástasis asociada a una abdominoplastia, de forma que el postoperatorio será algo más molesto y prolongado que si únicamente se hace la abdominoplastia.
Suele requerir 48 horas de ingreso hospitalario.
Se usará una faja abdominal durante al menos 1 mes.
Mantener reposo relativo e ir realizando actividad normal según indique el cirujano.
No realizar esfuerzos durante al menos un mes de la cirugía.

 

 

¿Cómo de útil ha sido este artículo para ti?

Valoraciones de nuestros lectores

blank
Dr. Raimundo Cantero

Cirujano Plástico y Estético colegiado nº 2909671. Miembro de SECPRE nº985. Ganador del premio Doctoralia Awards en 2016, considerado 2º mejor cirujano plástico de España en los Doctoralia Awards 2018 y 3º mejor cirujano plástico de España en los Doctoralia Awards 2019. Realizo mis intervenciones en el Hospital Quirón de Málaga así como en Ceuta. Si tienes alguna duda o necesitas más información, estaré encantado de atenderte.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Llámanos ahora