como es el postoperatorio de la cirugia de orejas

Cómo es el postoperatorio en una otoplastia

Una de las consultas a un cirujano plástico sobre cirugía facial son las orejas prominentes, orejas de soplillo o en asa. Esta situación puede generar complejos y problemas de adaptación social durante la infancia y la adolescencia. Son aquellas orejas cuyo pabellón auricular está separado en exceso y en las que la morfología o tamaño de la oreja son anómalas.

Suele manifestarse normalmente en las chicas al no querer recogerse el pelo o usar coleta, tapando las orejas con el pelo o con felpas. Los chicos suelen usar gorras o mantener el pelo largo.

La Otoplastia es la cirugia plástica realizada sobre el pabellón auricular mediante la cual se corrige las alteraciones morfológicas que pueda tener. Para ello se usan diferentes técnicas quirúrgicas para “pegar” las orejas a la cabeza, simétrizar ambos pabellones auriculares, corregir alteraciones morfológicas (recreación de pliegues, eliminación de exceso de cartílago), y eliminar la piel sobrante.

¿Cómo es el postoperatorio de la cirugía de orejas?

 

Alta el mismo día.

La cirugía es hospital de día, lo que significa que tras la cirugia y un periodo en la habitación de varias horas, podrás irte a tu domicilio sin necesitar pasar la noche en el hospital.

Vendaje o Banda elástica.

Desprendiendo del caso usaremos un vendaje que retiraremos al día siguiente o una banda elástica. La banda elástica deberás usarla 24horas durante la primera semana para luego hasta el mes usarla en el domicilio y para dormir.

La finalidad de la banda o felpa elástica es:

  • Minimizar la aparición de edema y hematomas.
  • Disminuir la zona para favorecer cicagrización.
  • Evitar tracciones innecesarias durante el posoperatorio.

La banda o felpa debe estar firme sin causar molestias ni dolor. Debe ocupar la totalidad del pabellón auricular.

Cabeza elevada.

Es necesario mantener siempre la cabeza por encima del resto del cuerpo para favorecer la reabsorción de la inflamación y evitar que el edema se prolongue en el tiempo. A la hora de dormir la cabecera debe estar elevada. Puedes ayudarte de cojines para colocarte con comodidad.

Dormir boca arriba.

Es necesario durante el primer mes evitar apoyar las orejas a la hora de dormir, por eso es necesario hacerlo boca arriba durante el primer mes. También es recomendable dormir con la cabecera elevada. Para ello ayúdate de almohadas para posicionarte cómodamente.

Lavado del pelo.

Podrás lavarte el pelo a las 48 horas de la cirugía. Debes hacerlo con agua tibia y precaución. El agua debe caer en la cicatriz para limpiarla de secreciones o costras. Debe caer espuma para limpiar la cicatriz. La caída de agua en la zona de la cicatriz debe ser rápida para evitar que se pueda macerar la zona. Al acabar con un secador templado, secar la zona y aplicar la cura sobre la cicatriz.

Curas locales de la cicatriz.

La cicatriz se encuentra en la zona posterior de la oreja, de forma que no queda visible al encontrarse en el propio pliegue. Tras el lavado con agua tibia y espuma, el secado se realizará con secador templado. Aplicaremos una cura local con un antiséptico (según indique el especialista). La cura la realizaremos dos veces al día. Posteriormente colocaremos una gasa en la zona para mantenerla seca.

Inflamación.

Es normal que en el postoperatorio inmediato el pabellón auricular se encuentre inflamado, con una colocarión amoratada y muy pegado a la cara. Es completamente normal. Con el paso de las semanas, la oreja irá mejorando de forma progresiva, tomando un tono de piel normal, y la posición del pabellón auricular será el deseado.

Dolor.

No es una cirugía que sea dolorosa como tal, si es cierto que en las primeras 24-48 horas pueden aparecer molestias locales que son fácilmente tratadas con analgésicos orales.

Deporte.

Durante un mes no es recomendable la practica de deporte. Es importante durante el primer mes evitar la sudoración, ya que puede macerar la cicatriz y producir problemas de cicatrización. No realizar deportes de impacto que puedan golpear la zona de la oreja, con el consecuente traumatismo de la zona operada.

Baños.

Es importante no bañarse en mar, piscina, casa, hasta que la cicatriz no esté completamente curada. De esta forma evitamos que pueda macerarse e influir negativamente en el proceso de cicatrización.

Durante todo el postoperatorio contarás con una supervisión y atención individualizada, tanto en las múltiples revisiones como a través de nuestro teléfono de atención al paciente, para solucionar cualquier tipo de duda.

 

¿Cómo de útil ha sido este artículo para ti?

Valoraciones de nuestros lectores

Dr. Raimundo Cantero

Cirujano Plástico y Estético colegiado nº 2909671. Miembro de SECPRE nº985. Ganador del premio Doctoralia Awards en 2016, considerado 2º mejor cirujano plástico de España en los Doctoralia Awards 2018 y 3º mejor cirujano plástico de España en los Doctoralia Awards 2019. Realizo mis intervenciones en el Hospital Quirón de Málaga así como en Ceuta. Si tienes alguna duda o necesitas más información, estaré encantado de atenderte.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Llámanos ahora