10 Consejos para la recuperación de un aumento de senos

Reposo correcto:

  • En una cirugía se realiza el despegamiento de tejidos (piel, grasa, mama y músculo) y la colocación de un implante en el bolsillo creado. Como tal es una agresión, que aunque se realiza de forma delicada y controlada, necesita de un periodo de recuperación que es de gran importancia.
  • Durante la primera semana se evitará realizar movimientos bruscos con los brazos, intentando mantenerlos pegados al cuerpo. Los movimientos han de ser suaves, sin coger peso ni realizar extensiones completas.
  • Implante, que se produzca un sangrando o se acumule líquido alrededor de la prótesis (seroma). Permitiendo una buena cicatrización de la cirugía y de la cápsula que rodea al implante y lo mantiene en su posición.
  • A partir de la primera semana la paciente irá realizando de forma progresiva y controlada mayor movimiento, hasta recuperarse totalmente.

 

Sujetador específico:

Tras una cirugía de aumento de pecho es importante escoger adecuadamente el sujetador para que la recuperación de la paciente se lleva a cabo sin complicaciones.

El primer mes la paciente deberá llevar un sujetador especial que ayudará a evitar las molestias de la operación y a acelerar el proceso de recuperación. Este sujetador debe ser:

  • Cómodo ya que los pechos estarán sensibles debido a la operación y la paciente deberá llevar puesto el sujetador las 24 horas del día (se lo retirará para curas y ducha)
  • El sujetador debe ser sin aros para que el aro no ejerza presión sobre el surco mamario que tras la operación habría cambiado a una posición más baja y estaría cicatrizando.
  • Debe proporcionar sujeción y seguridad para evitar posibles movimientos bruscos. Además, ejercerá una pequeña presión sobre el pecho para reducir el edema o hinchazón que se produce tras la operación.
  • Debe tener tirantes ajustables para adaptarse a la nueva figura.
  • Las copas deben ser elásticas y sin costuras que puedan provocar roces en la zona.
  • Debe ser de tejido transpirable.

 

Posición al dormir:

Es importante dormir boca arriba, para no apoyar los laterales del pecho y evitar dañar la zona intervenida o incluso desplazar el implante.

Dormir ligeramente incorporada. Ya sea mediante cojines o mantas bajo el colchón. De esta forma ayudamos a la reabsorción de la inflamación del torax, acelerando el periodo de recuperación.

Poco a poco podrás ir bajando la cabecera de la cama, hasta que llegue el día que toleres dormir de lado sin problemas.

Curas y cuidados de la cicatriz:

  • El resultado final de la cicatriz dependerá de la propia naturaleza de la piel de la paciente, de la técnica de sutura durante la cirugía y la tensión que soporta dicha cicatriz.
  • A su vez existen cuidados que permiten mejorar o mantener un buen resultado.
  • Los primeros días es importante limpiar la zona con antisépticos, la colocación de puntos de aproximación que tapan la cicatriz y evitar que la zona esté húmeda.
  • Posteriormente se pueden usar geles/cremas hidratantes, así como parches cicatrizantes que mejoran o mantienen la cicatriz plana y elástica.
  • Durante la curación de las cicatrices es de gran importancia evitar sudar. Hay que mantener las cicatrices secas , evitando que se maceren y puedan irritarse o incluso abrirse.

 

Hidratación de la piel:

Tras una cirugía de aumento de pecho, al colocar el implante e inflamarse la zona, la piel del pecho está más estirada. Esto puede provocar, junto con el uso continuado del sujetador, una mayor sequedad y tirantez de la piel del pecho, pudiendo desamarse, produciendo picores o irritación.

El uso de un hidratante, mejorará o evitará que tu piel pueda “pelarse” y crearte molestias. Dependiendo del tipo de piel, será recomendable el uso de diferentes productos.

Dieta equilibrada y beber agua:

Una cirugía de pecho altera las necesidades de nutrientes y nuestro estado metabólico, por tanto es recomendable mantener una dieta sana y equilibrada, rica en alimentos antioxidantes (que disminuyen la inflamación) y con las proteínas necesarias para la mayor recuperación muscular y los diferentes tejidos.

Una dieta variadas en frutas, verduras, carne y pescado nos ayudará a una mejor recuperación. Debe evitarse los alimentos procesados.

 

Protección al sol:

El sol puede provocar pigmentación en las cicatrices y que sean más notorias. Principalmente los primeros meses. Por eso es importante evitar la exposición directa al sol durante el primer año y usar siempre protección solar total. El uso de parches en épocas de verano permite cubrir las cicatrices de forma correcta y poder disfrutar del bronceado.

Con el tiempo podrás tomar el sol sin ningún problema.

 

Deporte:

No es necesario dejar de realizar ejercicio físico, pero si saber lo que implica. La paciente debe ser cuidadosa, evitando en lo posible la contracción del pectoral, principalmente bajo resistencia.

La contracción del músculo pectoral produce mayor desgaste de las prótesis mamarias, así como riesgo de rotura y contractura capsular. Si el implante está submuscular.

Dependiendo del tipo de actividad física, es necesario dejar un periodo de tiempo de reposo. A partir del mes se puede realizar sin problema ejercicios de piernas y de abdomen. De forma progresiva y controlada, se podrá realizar ejercicios con los brazos. Para correr o realizar ejercicios de alta intensidad o movilidad máxima del pectoral hay que esperar entre 1-3 meses según el deporte y las características de la paciente.

Si se han usado prótesis anatómicas, se debe ser más cauto a la hora de mantener un buen reposo y realizar deporte intenso.

Seguimiento y revisiones:

Es de vital importancia acudir a las revisiones protocolizadas durante el postoperatorio, que te serás indicadas por tu cirujano.

En ellas se valorará la correcta evolución postoperatoria, y en caso de aparecer algún contratiempo, establecer las medidas necesarias para resolverlo.

El proceso infamatorio, evolución de las cicatrices, presencia de hematomas o seromas, estado de la piel, salud del implante mamario…todo debe ser valorado con detalle, en consulta, por tu cirujano.

Es importante mantener revisiones periódicas tras el alta quirúrgica, ya que los implantes pueden contracturarse, romperse, o aparecer seromas a lo largo de los años. Para ello es necesario realizar pruebas de imagen para valorar el estado de las prótesis mamarias (ecografía y resonancia magnética).

Dudas e incertidumbres:

Durante el postoperatorio es normal que te surjan múltiples dudas. Cualquier tipo de incertidumbre debe ser comentada con tu cirujano. Él posee los conocimientos necesarios para darte la respuesta correcta, te tranquilizará si es algo normal, o te explicará que medidas debes tomar para solucionar un contratiempo.

No te asustes o estreses por la información que puedas leer en foros o en publicaciones de internet, en ocasiones pueden ser contradictorias o mal documentadas, y pueden crearte preocupaciones. Ante cualquier duda sobre tu aumento de pecho en Marbella o Málaga, tu cirujano estará encantado de explicarte y tranquilizarte.

¡Comparte y ayúdanos a difundir estos 10 consejos!

¿Cómo de útil ha sido este artículo para ti?

Valoraciones de nuestros lectores

Dr. Raimundo Cantero

Cirujano Plástico y Estético colegiado nº 2909671. Miembro de SECPRE nº985. Considerado 2º mejor cirujano plástico de España en los premios Doctoralia Awards 2018, siendo el único de Málaga entre los finalistas. Realizo mis intervenciones en el Hospital Quirón de Málaga así como en Ceuta. Si tienes alguna duda o necesitas más información, estaré encantado de atenderte.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Escríbenos