cicatriz o herida

¿Cómo saber si una cicatriz o herida está infectada?

Durante una cirugía se realizan diferentes cortes o disecciones para separar y reconstruir los tejidos. Las cicatrices son la forma de reparación de la piel y los tejidos.

La cicatriz permite el cierre de la herida para:

  • Evitar exposición de las zonas interiores.
  • Proteger  del medio ambiente.
  • Evitar infecciones.
  • Reparar el tejido lesionado para su correcta función.

La herida quirúrgica es una herida limpia, que apenas daña los tejidos y que permite que la cicatriz sea la más adecuada posible.

Fases de la cicatrización:

-Coagulación: las plaquetas y los factores de coagulación permiten frenar el sangrado de la herida. A su vez forman el coágulo que une los bordes de la cicatriz y evita que quede expuesta la zona.

-Inflamación: se produce una inflamación y  enrojecimiento progresivo de la cicatriz. Las células defensivas acuden a la herida para eliminar cualquier contaminación (bacterias,…).

-Proliferación: la cicatriz aparece roja y dura. Las células reparadoras generan colágeno para dar estructura y tensión a los tejidos y mantener unidos las zonas de la herida. Pueden mantenerse algunas costras superficiales.

-Remodelación: la cicatriz aparece blanca y fina. Desaparecen las costras. En esta fase se produce una reabsorción de colágeno y elastina para que la cicatriz tenga una consistencia similar a la piel que la rodea.

¿Qué diferencias hay entre una cicatriz normal y una infectada?

 

✅ Cicatriz normal:

 

-Exudados:

La presencia de un exudado de la herida con una secreción trasparente amarillenta es normal  en los primeros días, debido al proceso inflamatorio y de curación de la herida. Está cargado de factores de crecimiento y células reparadoras.

-Costras/Postillas:

Las costras o postillas oscuras forman parte de la fase de coagulación y cierre de la cicatriz, debido a la presencia de plaquetas y factores de coagulación.

Las costras de color amarillento se forman secarse los exudados habituales de una cicatriz.

-Bordes blanquecinos y húmedos:

Puede producirse en cicatrices que están sometidos a humedad (ombligo, axila, ingle…). Se produce por una falta de secado o lavado de las cicatrices.

No significan infección, pero los bordes blanquecinos y el enrojecimiento alrededor de la cicatriz puede alarmar a la paciente..

-Expulsión/Rechazo de sutura quirúrgica:

Normalmente los puntos reabsorbibles (aquellos que se colocan en el interior de los tejidos) son eliminados por el propio cuerpo.

En ocasiones no son reabsorbidos y se forma un granuloma (como un pequeño quiste) alrededor del punto de sutura que es expulsado al exterior.

Al salir el punto de sutura se aprecia una sustancia viscosa blanquecina que es el punto parcialmente reabsorbido, y que suele confundirse con una infección de la zona.

Tras expulsarse, la zona por la que fue expulsado cicatriza rápidamente.

-Eccema cutáneo:

Suele aparecer una zona enrojecida, con puntos rojos, y pequeñas costras formadas al secarse el exudado o secreción, que suele dar mucho picor.

Puede aparecer de forma inespecífica en el postoperatorio, y puede responder a múltiples causas: roce, sequedad, inflamación de la cirugía, uso de antisépticos o cremas hidratantes…

Suele responder muy bien al tratamiento con antihistamínicos y crema con corticoides.

No obstante es importante comentar con tu cirujano plástico la aparición de los anteriores síntomas para que determine si se encuentran, por su extensión o duración, dentro de la normalidad.

 

❌ Cicatriz infectada:

 

En la infección de una herida aparecen signos y síntomas que deben preocuparnos y ser comentados de forma inmediata con tu cirujano especialista.

-Enrojemiento, inflamación, calor y dolor:

No hay que confundir con la inflamación habitual en los primeros días de la cirugía. Cuando aparece una infección la zona es muy dolorosa a la palpación, suele aparecer inflamada y de consistencia dura o gomosa y la zona está caliente.

-Fiebre:

Suele asociarse una elevación de la temperatura corporal.

La aparición de fiebre en el postoperatorio de una cirugía debe ser comunicada al especialista para que descarte que sea por infección de la cirugía.

-Secreción maloliente:

A través de la herida puede aparecer una secreción maloliente y de color amarillenta verdosa (cargada de detritus y bacterias).

El tratamiento de una infección pasa por un tratamiento antibiótico sistémico y la limpieza de la zona infectada.

La herida quirúrgica es una herida limpia, que apenas daña los tejidos y que permite que la cicatriz sea la más adecuada posible.

 

¿Cómo de útil ha sido este artículo para ti?

Valoraciones de nuestros lectores

Dr. Raimundo Cantero

Cirujano Plástico y Estético colegiado nº 2909671. Miembro de SECPRE nº985. Ganador del premio Doctoralia Awards en 2016, considerado 2º mejor cirujano plástico de España en los Doctoralia Awards 2018 y 3º mejor cirujano plástico de España en los Doctoralia Awards 2019. Realizo mis intervenciones en el Hospital Quirón de Málaga así como en Ceuta. Si tienes alguna duda o necesitas más información, estaré encantado de atenderte.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Llámanos ahora